La terapia psicológica siempre consta de las mismas fases:

 

- Entrevista y evaluación: es la recogida de información necesaria acerca del caso a tratar.

 

- Devolución de hipótesis: es la explicación del porqué del inicio del problema, la explicación del porqué de su mantenimiento y la explicación de la propuesta de intervención.

 

- Intervención: es el tratamiento llevado a cabo de manera personalizada.

 

- Seguimiento: es el modo de asegurarnos de que los resultados obtenidos en la fase de intervención perduran en el tiempo.

 

Así mismo, la duración de las sesiones siempre es la misma, 1 hora.