ENFERMEDAD Y RESPONSABILIDAD

Obsesivo, depresivo, hiperactivo, mal estudiante… Todas ellas son etiquetas con las que denominamos a las personas pero ¿qué consecuencias tiene su uso? ¿Un niño movido es un niño con TDAH? ¿La tristeza por la muerte de un familiar es una enfermedad? ¿O estamos patologizando los problemas del día a día? ¿Qué consecuencias puede tener el hecho de que una persona considere que lo que le ocurre es una enfermedad?


Al hacernos todas estas preguntas nos pueden venir a la cabeza términos como estigma o profecías autocumplidas pero no vamos hablar de ello sino que vamos a centrarnos en lo siguiente: la responsabilidad.


Imaginemos que una persona, debido al estado en el que se encuentra, acude a un médico o a otro especialista y le dicen: "usted lo que tiene es una depresión". Si esta persona que ha sido diagnosticada considera que “le ha entrado algo”- en este caso, una depresión - es posible que la persona busque remedios externos, como por ejemplo, medicación. Sin embargo, si esta misma persona entiende que se puede encontrar en ese estado debido a una serie de factores como los cambios en su entorno, por ejemplo, será más sencillo que la persona considere que es ella quien debe hacer algo para salir de esa situación. Digamos que al considerarlo enfermedad, en muchas ocasiones resta responsabilidad.


Veamos otro ejemplo: un niño diagnosticado de TDAH ya tiene la excusa perfecta y a más de un niño se le oye decir “es que soy hiperactivo”, “es porque tengo TDAH” y esto lo que puede provocar es que el niño no se esfuerce en cambiar determinadas conductas. Lo mismo puede ocurrir con los padres de dichos niños. No se está diciendo que no exista el TDAH, ahí no vamos a entrar, y tampoco se dice si la depresión es o no una enfermedad. Lo que pretende este breve escrito es hacer ver la importancia que puede tener el lenguaje que utilizamos (etiquetas, diagnósticos, etc.).


Muchas veces se utiliza la etiqueta como explicación de un comportamiento, así decimos: Fulanita no sale de casa porque tiene depresión. ¿Y por qué sabes que tiene depresión? Porque no sale de casa. Es decir, se produce un círculo "explicativo" que más bien no explica nada.


Volviendo al tema de la responsabilidad, cuando una persona cree que lo que le pasa es que tiene una enfermedad y además algunos profesionales se lo confirman al utilizar determinada terminología, lo que ocurre en muchas ocasiones es que la persona se siente desvalida y piensa que poco o nada puede hacer para terminar con dicha supuesta enfermedad. A partir de ahí cualquier cosa que haga será explicada por su entorno y por ella misma como consecuencia de su enfermedad, es decir, quitando responsabilidad a las acciones de esta persona. Esto flaco favor hace a la hora de la recuperación puesto que para que se dé es necesario que la persona se dé cuenta de que es ella misma el agente del cambio.


Por tanto, es labor de los profesionales de la Psicología empoderar a las personas, hacerlas ver que son ellas mismas quienes pueden llevar a cabo determinados cambios para mejorar, no sin antes haberles explicado por qué se encuentran así y por qué se mantiene en el tiempo su situación.


#enfermedad #responsabilidad #diagnósticos #estigma #profecíaautocumplida #patologización #empoderamiento #cambio

Entradas destacadas
Entradas recientes
Archivo
Buscar por tags
No tags yet.
Síguenos
  • Facebook Basic Square
  • Twitter Basic Square
  • Google+ Basic Square