LA EVITACIÓN COMO PERPETUACIÓN DEL MALESTAR

¿Es la felicidad la ausencia de sufrimiento? ¿Hasta qué punto es útil huir de lo que nos incomoda?


Existe actualmente en nuestra sociedad una clara tendencia a la evitación del sufrimiento y a la búsqueda frenética de una felicidad quizás inalcanzable. Nos bombardean mensajes del tipo: "No hay nada imposible", "Deséalo y lo conseguirás", hay multitud de libros en los que se nos invita a vencer el miedo, a buscar la felicidad, etc. Podríamos decir que se nos exige que seamos felices, entendiendo la felicidad como la ausencia de ningún tipo de malestar, y además se nos insiste en que esto es posible. Pero, ¿realmente el posible? ¿Se puede y se debe evitar cualquier malestar?


El vídeo que aparece a continuación refleja esta idea (desde el minuto 8).



Todos estos mensajes que podemos encontrar en material de papelería, decoración, prendas de vestir... pueden, en un momento dado, darnos un empujón a la hora de luchar para alcanzar un determinado objetivo o pueden sacarnos una sonrisa. Hasta aquí no habría ningun problema. El problema comenzaría cuando lo interiorizamos hasta tal punto que se convierte en una norma en base a la cual actuar, en cualquier situación. ¿Pero y qué pasa si yo deseo con todas mis fuerzas algo y no lo consigo? Ahí es donde aparece, entre otras cosas, la frustración. ¿Quién sufrirá más ante una adversidad: la persona que está convencida de que puede conseguir cualquier cosa y que cree que se puede vivir en un eterno estado de bienestar absoluto, o la persona que cree que quizás todo no se puede alcanzar y que puede que en la vida se tope con problemas que causarán dolor? Es muy probable que la primera persona sufra más debido a la no aceptación de los problemas. Alguien se preguntará ¿qué es el sufirmiento? El sufrimiento sería la suma de dolor más la no aceptación de dicho dolor.


Cuando no se acepta el dolor como parte natural de la vida, uno se esfuerza por no sentirlo y la persona se centra tanto en observar si el dolor está o no presente para poder echarlo, que se pierde lo que de verdad es importante para él. Para ver esto con mayor claridad, invito al lector a visualizar el siguiente vídeo en el que se puede apreciar cómo la evitación nos aleja de nuestros valores. Y es que se puede comprobar fácilmente la paradoja que se produce al intentar evitar lo inevitable, resulta que aquello de lo que intetábamos huir se vuelve aún más presente.


¿Y tú qué vas a hacer a partir de ahora?


#felicidad #malestar #sufrimiento #evitación #aceptación #valores

Entradas destacadas
Entradas recientes
Archivo
Buscar por tags
No tags yet.
Síguenos
  • Facebook Basic Square
  • Twitter Basic Square
  • Google+ Basic Square