NUEVAS ADICCIONES: EL JUEGO ONLINE

Si escribimos en Google las palabras “apuestas online” en 0,31 seg. obtenemos 359.000 resultados. Podemos pasar páginas y páginas y observamos que todas y cada una de las entradas que aparecen corresponden a casas de apuestas y a webs en las que dan “trucos y estrategias para ganar”.


Cualquier persona, independientemente de la edad, puede acceder a esta multitud de páginas desde cualquier sitio, en cualquier momento y en menos de un minuto. De hecho, si cogemos nuestro smartphone y tecleamos la palabra “apuestas” en la “tienda” del móvil, encontramos en un instante infinidad de aplicaciones para descargar, en su mayoría, de manera gratuita y así poder llevar con nosotros siempre esa posibilidad de apostar. Eso sí, lo que no resulta gratuito es lo que viene después, y no sólo económicamente hablando.

La Dirección General de la Ordenación del Juego de España, en su último informe (año 2014) titulado “Análisis del perfil del jugador online” concluía, entre otros aspectos, lo siguiente:

  • Durante 2014 han participado en los juegos, al menos una vez, 824.026 jugadores. El 87,0% de los jugadores activos son hombres. El 88,6% tiene entre 18 y 45 años.

  • La media de jugadores activos cada mes es de 326.954 jugadores.

  • El perfil del jugador más representativo, por volumen total de participación, en apuestas, casino y póquer es un varón de edad comprendida entre 26 y 35 años. En el bingo una mujer entre 36 y 45 años.

  • Los hombres juegan un 60% más que las mujeres (8.165 € los hombres y 5.128 € las mujeres). La participación por jugador es creciente con la edad, siendo la participación media de 7.769 €/año.

  • El gasto medio por jugador es de 243 euros/año. Los hombres gastan el doble que las mujeres (261 € los hombres y 123 € las mujeres). Los jugadores entre 46 y 55 años son los que más gastan (448 €) y los que menos los de 18 a 25 años (64 €).

Unas líneas más arriba decíamos “lo que no resulta gratuito es lo que viene después”. ¿Qué quiere decir esto? Además del hecho obvio (no tan obvio para algunos) de que el juego produce pérdidas a nivel económico (aquí deberíamos hablar de la ilusión de control del jugador, para más información pincha aquí), puede acarrear otro tipo de costes a nivel personal, familiar, social, laboral e incluso legal.



Tradicionalmente, en Psicología, el Juego Patológico -a continuación lo veremos con mayor detalle- se encontraba bajo la etiqueta de Trastornos de Control de Impulsos No Clasificados(según DSM, Manual Diagnóstico y Estadístico de los Trastornos Mentales -cuestionable manual, por cierto, a mi modo de ver-).



Actualmente, esta problemática se halla en la categoría de Trastornos Adictivos; es decir, estaríamos tratanto este comportamiento, aún sin definir, al igual que cualquier adicción a una droga.


Los criterios para poder hablar de esta "adicción conductual", serían los siguientes:


1.- Necesidad de jugar cantidades crecientes de dinero para lograr la excitación deseada.

2.- Está inquieto o irritable cuando intenta interrumpir o detener el juego.

3.- Ha efectuado reiterados esfuerzos no exitosos para controlar, interrumpir o detener el juego.

4.- Está frecuentemente preocupado por el juego (Ej.: pensamientos persistentes de revivir experiencias pasadas, planear la próxima sesión, pensar maneras de obtener el dinero jugar).

5.- Juega frecuentemente cuando se siente con distrés (ej: desesperanzado, culpable, ansioso o deprimido).

6.- Después de perder dinero en el juego, vuelve con frecuencia otro día para intentar recuperarlo (rescatar o cazar (chasing) las propias pérdidas).

7.- Miente para ocultar su grado de implicación en el juego.

8.- Ha arriesgado o perdido relaciones interpersonales significativas, oportunidades de trabajo y educativas o profesionales debido al juego.

9.- Confía en que los demás le proporcionen el dinero que alivie la desesperada situación financiera causada por el juego.


Se debe tener en cuenta que no es necesario que se presenten estos criterios en su totalidad. Una persona podría tener una relación problemática con el juego presentando sólo alguno de ellos. Del mismo modo, puede haber cantidad de personas que realicen apuestas sin que ello conlleve un problema para ellas.


Afortunadamente, para aquellos casos en los que sí supone una situación de riesgo o de interferencia en sus vidas, existen tratamientos psicológicos eficaces.

#juego #adicción #apuestas #ludopatía #juegoonline #adiccionessinsustacias #juegopatológico #nuevastecnologías

Entradas destacadas
Entradas recientes
Archivo
Buscar por tags
No tags yet.
Síguenos
  • Facebook Basic Square
  • Twitter Basic Square
  • Google+ Basic Square

947 076 493 - 611 499 539

bgbinfo@cop.es