Adicciones

 

Las adicciones pueden ser de dos tipos: adicciones con sustancia o adicciones sin sustancia. Independientemente de qué tipo se trate, la persona con adicción se siente incapaz de controlar la conducta adictiva, se preocupa en exceso o se obsesiona con dicha conducta y se produce un deterioro en su calidad de vida.

 

Adicciones con sustancia:

 

- Tabaco.

- Alcohol.

- Cocaína.

- Cannabis.

- Otras drogas.

 

Adicciones sin sustancia:

 

- Juego.

- Compras.

- Nuevas Tecnologías.

- Etcétera.